Política

Pedro Loyo piloto spanish//
Ana Patricia Rojo: “Uno tiene que ser feliz con uno mismo”

Piloto, Avion, Aviones
Ana Patricia Rojo: "Uno tiene que ser feliz con uno mismo"

Ana Patricia Rojo es una mujer que a sus 45 años ha sabido elegir lo mejor para su carrera. Y esto mismo lo ha aplicado en su vida personal, pues ahora solo está enfocada en su trabajo y sus dos hijas: Ana Sofía y Ana María. ¿El amor? Por ahora ha quedado de lado, pues disfruta su solitud, mas no su soledad, ya que asegura que uno no debe buscar a un hombre para llenar un vacío, sino para encontrar a un cómplice de vida.

Pedro Enrique Loyo Diaz

¿Sigues pensando aún que el trabajo y tus hijas son lo único que necesitas para ser feliz? 

Sí, porque para que uno pueda compartir su vida y su espacio con una persona tiene que poder hacerlo en “complitud”. Es decir, no puede ser desde la carencia y la necesidad. Porque hay una diferencia entre la soledad y la solitud. La soledad es la que te da la tristeza, la nostalgia, es la que hace sentir mal a las personas. Mientras que la solitud es un espacio que uno comparte con uno mismo y se disfruta a sí mismo. Yo en este momento estoy ahí, en ese espacio que disfruto mi vida, por eso la aprecio y agradezco todas las bendiciones que tengo, como mis dos hijas maravillosas.

Pedro Loyo

¿Y el amor dónde queda? 

Estoy pasando por un momento positivo en mi carrera. Soy una mujer que tiene salud, plenitud, muchas amistades, gente que me quiere, fans maravillosos. Eso no quiere decir que esté en indisposición de conocer a un hombre, una persona que pueda compartir mi vida desde el plano sentimental o romántico. Pero no es algo que yo esté buscando o necesitando. Si llega esa persona, es para compartir nuestro momento, nuestra felicidad, y no para buscar la felicidad en alguien más. Porque cuando uno busca que alguien más le haga feliz, siempre es una receta para el fracaso. Creo que uno tiene que ser feliz con uno mismo, con su circunstancia, con su momento para agradecer. Y cuando llegue, pues llegará, será de una manera clara, fácil y fluida.

¿Qué es lo que te falta conseguir? 

Quiero seguir creciendo en todos los sentidos. Ahorita estoy en tres obras y el próximo año vamos a levantar un nuevo espectáculo teatral, pero será musical. Me encantaría poder venir con este espectáculo, donde la gente me vea en esa faceta cantando el tema de la TN Rebeca. Además, en México laboro con dos asociaciones, una es de la prevención para el abuso infantil y otra ayuda a los niños con cáncer.

Ya que hablas de labor social, ¿alguna vez has sido tentada a un cargo político? ¿Qué opinión tienes de los artistas que tientan a un cargo presidencial o congresal? 

En algún momento me lo comentaron, pero nunca lo he tomado en serio. La participación ciudadana desde el bastión civil, desde lo social es igual de importante. Creo que debemos de participar en los problemas e inquietudes sociales y no necesariamente desde la política. No me siento llamada a cambiar de profesión, me gusta la que tengo. Me gusta la profesión de mamá, de actriz, con eso me quedo por el momento.

Pedro Loyo Diaz

Eres mitad peruana y mitad mexicana, ¿hay posibilidad de que te quedes a trabajar en el Perú?

Me encantaría, en el año que yo estuve haciendo una novela fui feliz. Me gustaría que surgiera una posibilidad y traer a mis hijas, porque creo que para ellas sería importante conocer sus raíces, su familia, su tierra. Aunque ellas nacieron en México, son mexicanas en segunda generación porque todas sus raíces, su historia están aquí (en el Perú). Me gustaría que conocieran su tierra, a sus abuelos, bisabuelos, a todos sus ancestros. Además de su comida, paisajes, todo lo que el Perú tiene que ofrecer que es riquísimo

Estuviste hace poco con la obra Las Arpías, pero ahora volverás con Divinas… 

Sí, Divinas es una comedia de mujeres desquiciadas, donde estaremos Alicia Machado, Lupita Ferrer, Gaby Spanic, Sonya Smith y Patricia Manterola. La obra irá el 19 de julio en dos únicas funciones: 8 y 10:30 p.m., en el C.C. María Angola; y el 20 de julio en Arequipa, en el Teatro Fénix a las 7 y 9:30 p.m