Tecnología

El gobernador de California se juega hoy el cargo

El demócrata Gavin Newsom, gobernador de California, se juega este martes su futuro en una elección especial de revocación de mandato

El demócrata Gavin Newsom, gobernador de California, se juega este martes su futuro en una elección especial de revocación de mandato.

El demócrata debe sobrevivir en el cargo en un momento donde la pandemia remite en la región más poblada del país (39.5 millones), pero gigantescos incendios consumen los bosques del norte y el estado sufre la peor sequía en un siglo, mientras que varias ciudades viven desde hace algunos meses un repunte en los índices de inseguridad.

Con casi todo en su contra, el político de 53 años debe imponerse en un esfuerzo organizado por simpatizantes del partido republicano que consideran, en un intento de que el bastión progresista de EU se pase al bando conservador, por primera vez en 18 años.

La vicepresidenta Kamala Harris, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders fueron solo algunos de los que salieron en su defensa. El último espaldarazo ha llegado este lunes con la visita del presidente Joe Biden a California.

Un rival radical

El principal contendiente a Newsom es Larry Elder, un locutor afroamericano de 69 años, conservador y frecuente participante en las tertulias de Fox News con opiniones radicales como que el salario mínimo no debería existir y que el cambio climático es un engaño.

Elder, un declarado admirador del expresidente Donald Trump, fue el último en entrar a la competencia, pero cuando lo hizo comenzó a subir como la espuma sobre otros aspirantes más experimentados, como el exalcalde de San Diego, Kevin Faulconer y el excandidato republicano a gobernador en 2018, John Cox, y otros más reconocidos fuera del Estado como la activista transgénero Caitlyn Jenner.

En su contra juega que empujará a muchos indecisos a volver a votar por el candidato demócrata, que hace dos años arrasó con más del 60 % de los votos.

El Senado en peligro

Si Newsom cae, el control del Senado podría quedar en manos de los republicanos pues el gobernante que lo sustituya puede nombrar a quien reemplace a la senadora demócrata Dianne Feinstein, que a los 88 años, está cerca del retiro.

El panorama sería aún más complicado para la agenda legislativa de Biden, quien atraviesa sus horas más bajas de popularidad por el fiasco en Afganistán.